Kimetsu no Yaiba se lleva el “Oscar” al mejor anime

Por David Wit

Vale, no fue en la alfombra roja del célebre Dolby Theatre de Los Ángeles ni tampoco la estatuilla a la mejor película de animación, pero Kimetsu no Yaiba conquistó en la misma semana el galardón a la mejor serie en el Festival de los Tokyo Anime Awards, que es como decir los “Oscar” dentro de la industria de la nipoanimación.

El resultado no fue una sorpresa. Desde su estreno la primavera pasada, la serie de 26 episodios del estudio ufotable logró captar una verdadera legión de fans en todo el mundo, con su trama de acción sobrenatural. De hecho, también mereció los lauros al mejor trabajo original y al mejor animador.

Basada en el manga homónimo de Koyoharu Gotōge, Kimetsu… sigue los pasos de Kamado Tanjiro, un joven que decide blandir la espada como cazador de demonios, mientras busca una cura para devolver la humanidad a su hermana, convertida ella misma en demonio tras el ataque en el que pereció el resto de su familia.

Para alzarse con el reconocimiento, Kimetsu… se impuso en la votación del jurado a otras 80 series, que partieron de una lista inicial con cerca de 400 títulos. Mientras, la cinta Tenki no Ko (El tiempo contigo), dirigida por Makoto Shinkai, obtuvo el premio al mejor filme entre más de 20 películas, estrenadas entre el 14 de octubre de 2018 y el 30 de septiembre de 2019.

La ceremonia de premiación de los Tokyo Anime Awards  tendrá lugar del 13 al 16 de marzo, y sin duda un momento especial en su gala debe ser el homenaje póstumo que recibirá Mikiko Watanabe, por su trabajo en la dirección de arte en series como Violet Evergarden, Kyōkai no Kanata e Hibike! Euphonium, tras su fallecimiento, junto a otras 35 víctimas, en el ataque incendiario que sufrió el estudio Kyoto Animation el 18 de julio de 2019.

Celebrados desde 2002 para reconocer a los creadores de la industria del anime, cabe mencionar que a lo largo de su historia los Tokyo Anime Awards han premiado obras tan emblemáticas como las películas El viaje de Chihiro (2002), de Hayao Miyazaki, y La chica que saltaba en el tiempo (2007), o las series de Shingeki no Kiojin (2014), Ping Pong The Animation (2015) y Yuri!!! on Ice (2017).